Producto

Usted está aquí

Los comercios que generan aguas residuales deben aplicar medidas apropiadas instalando sistemas de pretratamientos para asegurar que los sólidos y líquidos que puedan provocar vapores y olores tóxicos y desagradables estén desprovistos de materiales que puedan dañar las tuberías de las aguas residuales. Para las operaciones que generan aguas residuales que contienen grasa es necesario instalar separadores de grasas acordes a la normativa EN 1825 para asegurar que las grasas y aceites orgánicos se retiran con eficacia de las aguas residuales. Esto es aplicable, por ejemplo, a las cocinas y operaciones de procesamiento de carne. Cualquier separador de grasas instalado por debajo del nivel retorno (normalmente corresponde al nivel de la calle) debe estar complementado con una estación de bombeo. Cada industria y comercio tiene sus propios requisitos en cuanto a la capacidad de los separadores de grasas, estación de bombeo y sistemas de tuberías. Por tanto, se requieren productos adaptables a un gran abanico de medidas y materiales. ACO posee una dilatada experiencia en el suministro de la más diversa gama de separadores de grasas, por decantación o biológicos, en superficie y enterradas.