Aeroparque Jorge Newbery, Buenos Aires, Argentina

02/08/2021
En el Aeroparque Jorge Newbery en Buenas Aires (Argentina) se ha instalado un separador de hidrocarburos ACO OLEOPATOR G-H NS80/8000/800 con el fin de tratar y eliminar del agua captada los contaminantes.

Como parte del Plan de Modernización del Transporte Aéreo de Argentina, las obras del Aeroparque Jorge Newbery, en Buenos Aires (Argentina), consistieron en la construcción de una nueva pista y el rediseño íntegro de la terminal internacional. La nueva pista, que permite la operatividad de vuelos de mayor alcance, es 590 metros más larga que antes y 20 metros más ancha. Además, se instaló un nuevo sistema de balizamiento que aumenta la seguridad y permite operar en condiciones meteorológicas antes restringidas, evitando desvíos, cancelaciones y demoras.

 

Soluciones de ACO aplicadas

A finales del año 2019, se realizaron trabajos para la adecuación de la plataforma del aeroparque Jorge Newbery, en Buenos Aires (Argentina), en los que se decidió rediseñar el sistema de aguas lluvias y desagüe de la plataforma con el fin de tratar y eliminar del agua captada los contaminantes presentes. Para ello, se instaló el separador de hidrocarburos con by-pass OLEOPATOR G-H NS80/8000/800, con sistema de alarma interior y cuellos/tapas para la inspección y el armado de sus 3 cámaras interiores.

Una de las principales ventajas del separador suministrado es que es prefabricado, ofreciendo rapidez de instalación. El separador se suministra completamente preparado para que una vez recibido en obra, simplemente sea bajado al lugar de excavación y conectado a las tuberías de entrada y de salida. En este punto, también es importante remarcar su gran ligereza proporcionada por el material de fabricación: polietileno reforzado con fibra de vidrio (PRFV). 

Un segundo punto relevante para su preferencia es el sistema de alarma interior incorporado. En este caso en concreto, al tratarse de un separador de grandes capacidades (800l/s con una capacidad total interior de más de 20.000 l), se hace indispensable disponer un sistema de alarma que permita monitorizar con seguridad y en todo momento el funcionamiento del equipo. También será un elemento clave que facilite realizar mediciones y crear un programa de mantenimiento preventivo exitoso que asegure además la calidad del tratamiento.

Como último punto, su gran tamaño y el sistema de by-pass incluido fue un requerimiento esencial para asegurar el éxito del tratamiento y separación de hidrocarburos en episodios de intensas precipitaciones.

El separador se instaló en el mes de febrero del 2021, y los trabajos de instalación y conexión en obra duraron aproximadamente una semana. Se destaca la labor de CORIPA, la empresa distribuidora de productos ACO en Argentina, que realizó la venta final del separador y estuvo presente en obra prestando asesoramiento técnico y supervisión de instalación del equipo.