Referencias

Usted está aquí

Sede BBVA

21/04/2020
La sede de BBVA es un proyecto diseñado por el estudio Herzog and de Meuron y llevado a cabo por Ortiz Leon Arquitectos que se encuentra en la periferia norte de Madrid, en el barrio de Las Tablas. El complejo se distribuye en 114.000 m2, en los cuales se distingue una gran plaza, donde se levanta La Vela, una torre de 19 plantas que ya ha pasado a convertirse en un nuevo símbolo del skyline de Madrid, y siete edificios horizontales de tres plantas de altura. Además, el proyecto se construyó siguiendo todos los criterios de sostenibilidad necesarios para conseguir el certificado LEED Oro, uno de los estándares de construcción sostenibles más eficientes del mundo. Para la evacuación y drenaje de las aguas pluviales, se ha optado por los canales de drenaje de hormigón polímero ACO Multiline.

La sede de BBVA consiste en una estructura lineal de edificios de tres pisos, con patios, pasajes y jardines de regadío, que se extiende por todo el sitio como una alfombra, análoga a un jardín árabe. Los distintos edificios se aúnan para vincularse con las nuevas estructuras, creando así oficinas y jardines de linealidad a escala similar. De esta manera, se establece un equilibrio entre lo natural y lo construido.

El hecho de que los edificios sean de poca altura fomenta la comunicación. En lugar de tomar ascensores, las personas suben las escaleras, fomentando el intercambio informal; las fachadas acristaladas proporcionan vistas tanto al exterior como a los patios interiores, generando una sensación de transparencia y un sentimiento de comunidad; mientras que las unidades relativamente pequeñas permiten a los empleados identificarse con su grupo de trabajo particular. Así, se da solución a las necesidades de la propiedad en relación a la organización interna del complejo.

En su interior, los materiales que se han utilizado buscan dar especial protagonismo al tejido urbano y al propio usuario. Para ello, se ha instalado vidrio suelo-techo en la mayor parte de los espacios, consiguiendo con esto una iluminación y trasparencia máxima, lo que permite a través de los patios observar una continuidad visual de tres naves. Además, la fachada acristalada de los edificios proporciona buenas condiciones de luz natural en las oficinas para minimizar la iluminación artificial.

En toda la periferia del complejo hay parasoles que se fijan entre las losas del piso. A diferencia de las referencias modernas prominentes, estas se recortan en la parte inferior en un ángulo para proporcionar más vista y luz natural donde se necesita menor protección, lo que resulta en elementos figurativos que varían en dirección y tamaño de acuerdo con el ángulo solar y el programa.

A lo largo de los jardines y las calles más bien estrechas, se conforman con hormigón visto unos voladizos que ayudan a la protección solar, al mantenimiento de las fachadas y a la reducción de demanda de aire acondicionado. A esto se le suma la inclusión de aluminio color negro, madera de roble en elementos singulares, como barandillas, y adoquinado de piedra portuguesa, por el que transcurre el agua a través los canales de drenaje ACO Multiline V100 de forma discreta y sutil, respetando la estética del conjunto. El sistema Multiline, gracias a su diseño en forma de V, aumenta la velocidad del agua, maximiza la capacidad hidráulica efectiva y el autolimpiado del canal y permite la instalación de drenaje lineal con pendiente incorporada, en cascada o sin pendiente. Además, cuenta con reja de fundición de carga C250, ideal para áreas sometidas a circulación como aparcamientos y arcenes.

 

Sostenibilidad y ahorro energético

La sede de BBVA se ha construido siguiendo criterios de sostenibilidad para lograr el menor impacto ambiental posible. Según los datos que ofrece la entidad financiera, con los sistemas inteligentes instalados en el edificio se ha logrado una reducción del 30% del consumo energético, reduciendo a la mitad el consumo de agua potable, y reciclando el 100% de los residuos. Gracias a esto, el proyecto ha obtenido el certificado LEED Oro, uno de los estándares de construcción más exigentes.

La fachada está formada por grandes elementos de vidrio transparente con cámara de aire y baja reflectividad, protegidas por un total 2.800 lamas prefabricadas ancladas a la estructura que actúan de filtro solar, impidiendo la irradiación del sol dentro de las oficinas y disminuyendo la carga de calor en el interior.

Cabe señalar la importancia del ajardinamiento de cubiertas y la recirculación del agua. Las cubiertas capturan el agua de la lluvia y la conducen a unos almacenes de tratamiento para su posterior reciclaje y uso en el riego. Además, el agua de los lavabos se reutiliza para el suministro a inodoros. Todo esto supone una reducción en un 50% del consumo de agua potable.

El iluminado cuenta con tecnología LED, lo que supone un 30% de ahorro energético respecto a tecnología tradicional de fluorescencia. El sistema está integrado con el funcionamiento de estores, que se abren o cierran en función de la posición del sol y se comunican con la climatización para optimizar la temperatura cuando los espacios están desocupados. Para llevar a cabo la climatización, se han utilizado sistemas de vigas frías activas, que evitan la necesidad de generar y conducir grandes volúmenes de aire climatizado a lo largo del complejo.

Un gran porcentaje de las necesidades energéticas se abastecen gracias a energías renovables propias, como paneles solares térmicos o fotovoltaicos y energía geotérmica de bucle cerrado, que aprovecha la temperatura estable del subsuelo.

Ficha técnica

Obra: Sede BBVA

Emplazamiento: Madrid, España

Arquitectos: Herzog & de Meuron y Ortiz.Leon.Arquitectos

Cliente: BBVA – Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A.

Superficie: 251.979 m2 (alrededor de 137.000 m2 bajo rasante y 114.000 m2 sobre rasante)

Soluciones ACO: Canales de drenaje ACO Multiline V100 con reja de fundición de carga  C250

Fotografías: BBVA